Paco’s Pinte Triskel.

Estándar

:: Se me presentaba un duro día por delante, pero las pequeñas cosas me alegran el día. Fui a tomarme un café antes de que abrieran la secretaría de la facultad (sí, sigo con papeles, pero lo más absurdo de todo es que tuve que volver para que me dieran una copia de la matrícula para tramitar la tarjeta universitaria del CTA… pero eso es otra historia) y decidí entrar en Paco’s Pinte Triskel, el bar/cafetería/cervecería colindante con mi parada habitual que, extrañamente, estaba cerrada.

Paco’s Pinte Triskel es un local pequeño, con un encanto cálido. Es uno de esos sitios que, aunque vayas solo, te entretienes un montón, ya que en las paredes y el techo hay decenas de cosas interesantes y variadas. La música es genial y está plagada de contrastes (cuando llegué sonaba Vivaldi, escuché temas con aires cubanos y me fui dejando atrás a los Rolling Stone). ¿Taberna irlandesa? En parte. Es muy especial, pero hay algo que lo hace único… ¡¡¡sus rosquillas!!! Caseras, deliciosas y siempre te las ponen como acompañamiento. Da igual lo que estés bebiendo: las rosquillas pegan con todo. ¡Son espectaculares! Y la gente que regenta el local son generosos; nunca ponen menos de cuatro por cabeza.

Además, ponen carteles simpáticos e ingeniosos a la entrada que te incitan a entrar. Si os pasáis por Oviedo, recordar esta dirección: Calle Azcárraga 3. También tienen página en Facebook. ¡Salud! ::

Anuncios

»

Deja tu maldición aquí, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s