Mediocridad.

Estándar

:: Si hay algo que deteste en esta vida es la gente cínica y hoy el personaje que me ha sacado de mis casillas (una vez más) es Ramoncín. Abanderado de la SGAE desde hace ni se sabe, ahora que el barco se hunde, corre como la rata almizcleña que es y, encima, va de víctima.

Esto me ha llevado a crear el top 5 de los famosos que van de intelectuales y, tanto en el fondo como en la superficie, son unos analfabetos y, al buscar “descerebrado” en la enciclopedia, salen sus fotos:

Puesto número 5: David Bisbal. Realmente es un daño colateral de la sociedad por varios motivos: le llegó la fama de una manera rápida y brutal, no tuvo la oportunidad de formarse académicamente y, lo más importante, se codea con el que ostenta el puesto nº2, hecho que le hace caer en la más terrible de las desgracias. Pero un hombre de 32 años debería ir un poco más allá, cultivarse un poco y dar ejemplo, ya que mueve a las masas de adolescentes como nadie y, sobre todo, tiene una hija y ya se sabe que los niños son un reflejo de sus padres. No me voy a recrear demasiado en los comentarios desafortunados con los que nos deleita el almeriense cada dos por tres, ya que son sobradamente conocidos por todos, pero para que veáis la importancia de la prudencia y el saber estar: Rosa, otra triunfita que no pudo estudiar todo lo deseable, nunca ha pegado una bofetada en público al diccionario, porque, sencillamente, es lo suficientemente inteligente para no hablar de temáticas que desconoce. David, aprende de tu compañera y, chico, coge un libro para algo más que abanicarte.

Puesto número 4: Bunbury. Sí, amigos y amigas. No me ciega la pasión y así como adoro su música, reconozco que en lo personal tiene pinta de ser un cafre. Hace años leí “Diván: Conversaciones con Enrique Bunbury” y es un hombre lleno de contradicciones, gestos escandalosos y la polémica como forma de vida. >> No era incoherente entrar en La Zarzuela, que nos diera un premio el Príncipe Felipe y luego declarar en la salida: “Bueno, yo soy antimonárquico” << Pues sí lo es, monín, principalmente porque lo dijiste por dar la nota. Me parece cojonudo que seas antimonárquico y tienes todo el derecho del mundo a dar tu opinión, pero resulta que solo dices esas cosas cuando hay una cámara delante y quieres engordar tu ego. Así que pasa, que luego no estás a lo que estás y no grabas un álbum en condiciones desde “Flamingos” o te da por plagiar canciones. ¡Espabila! Tienes mucho potencial y lo estás malgastando.

Puesto número 3: Joaquín Sabina. No dudo de su talento musical, jamás pondré en entredicho la calidad y el sentimiento de todas sus producciones, pero hay cosas que no son de recibo. A mi no me puede venir un politoxicómano como él a filosofarme y levantar el puño declarándose comprometido con la política de izquierdas (con la cual no tengo ningún problema) cuando todo el mundo sabe que tiene que anular conciertos porque tiene “faringitis”.  Como su propio nombre indica, es una inflamación de la faringe; igual si no fueras tan amigo de los excesos estarías en condiciones de cantar y no de resaca de mil sustancias. Déjate de tanta demagogia barata y, cada vez que te de por drogarte antes de un concierto, piensa en los trabajadores de este teatro o auditorio donde vas a actuar, esos que van a tener que enfrentarse a un público enfadadísimo porque se quedan sin concierto y no hay suficiente efectivo para darle el importe de la entrada. Peléate tú con el libro de reclamaciones, aguanta los gritos y la indignación de personas que se han desplazado kilómetros para verte, que han pedido el día en el trabajo o que han tenido que apretarse el cinturón y pasar ganas de otra cosa por la ilusión de verte en directo. Piensa en eso, reflexiona y actúa. Abre la boca sólo para cantar.

Puesto número 2: Alejandro Sanz. ¿Alguien quiere decirme en qué momento el borrego éste dejó de ser un chaval sin estudios a convertirse en catedrático? ¿Hizo algún curso de CCC y se emocionó o qué? Otro que se sube al carro de los artistas intelectuales de pacotilla. Cada vez que escribe algo en Twitter, sube el pan. Se da golpes de pecho y va de antisistema, cuando está podre de dinero. Critica a personajes públicos que no quieren vestir la camiseta de España, pero él en cuanto puede, se larga a Miami y tiene sus cuentas corrientes en paraísos fiscales. Mira vidina, voy a darte un consejo: el refrán “haz lo que yo diga, pero no lo que yo haga”, en tu caso, no funciona. Eres un personaje público, creas influencias y tus declaraciones se miran con lupa. Si tienes un poco de dignidad, te documentarás en condiciones antes de abrir la boca y, si te abanderas con una causa, que sea algo con lo que realmente comulgues, no un simple postureo de cara a la galería en aras de crearte una fachada progre. Yo como sopas de letras y cago argumentos mejores que los tuyos.

Puesto número 1: Ramoncín. Seré breve. Es un tío que vive de la polémica y que prefiere que hablen de él aunque sea mal. A mí que no me venga “el rey del pollo frito” hablándome de profundidades filosóficas y que es amigo de intelectuales cuando, por un lado, no se te ha pegado nada, y, por otro, eres un enfermo que en tu época dorada de la Movida madrileña, te dedicabas a mear a tu público en los conciertos (verídico). Todavía me descojono cuando te recuerdo en un programa de la tele contando tus avistamientos de ovnis en Santa María del Tiétar. ¡Qué fumarías aquel día, colega! Y, de verdad, ¿cómo no te llevarían los alienígenas lejos de aquí? Encima eres un cobarde que no asumes tus errores. Todos nos equivocamos y rectificar es de sabios, pero esa actitud de “gano o empato, pero nunca pierdo” me parece pueril, innecesaria y lamentable. Hazme un favor: se que a estas alturas de la vida no vas a cambiar, pero contempla la posibilidad de retirarte a un monasterio, de esos con votos de silencio. En realidad, eso es mentira; no existen órdenes religiosas con votos de silencio. Los votos en la iglesia católica son de pobreza, castidad y obediencia, pero me imagino que como eres tan culto ya lo sabrías… ::

Anuncios

Deja tu maldición aquí, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s