Renovación.

Estándar

:: Con la llegada de septiembre, mi mente y mi corazón recobran la esperanza y sueñan con un curso mejor. Sigo teniendo la mentalidad de niña de primaria, esa que disfrutaba oliendo los libros nuevos, se emocionaba con el reencuentro con sus compañeros y se hacía unos buenos propósitos y planazos que, si los hubiera seguido al pie de la letra, hoy sería ingeniera de la NASA. Pero soñar es gratis y si algo me sobra es fantasía. Me gusta septiembre. Es como volver a empezar. Es prepararse para guerrear con energías y ánimos renovados. La antesala del otoño, estación que adoro.

Estamos a día dos y ya ha habido cambios sustanciales y existenciales. Vivo con ilusión y la esperanza de que todo salga como deseo. Tengo la impresión de que si me organizo bien, puedo alcanzar grandes metas. Las necesito. Se me han presentado ciertos desafíos y me veo con fuerza para enfrentarme a ellos. Estudios, trabajo y relaciones personales. Espero dar lo mejor de mí en todos los aspectos. Por de pronto, respirar hondo, planificación en condiciones y una buena dosis de ginseng. ¿Te atreves a apostar por mí?. ::

Anuncios

Deja tu maldición aquí, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s