Pimkie.

Estándar

:: Rectificar es de sabios. No se puede tener prejuicios de nada ni de nadie. Son lecciones que he ido aprendiendo con el paso del tiempo y afectan tanto a las cosas importantes de la vida como a las banalidades.

Por eso, quiero romper una lanza a favor de una tienda a la que estigmaticé hace años y, por casualidad, he descubierto que me equivocaba: Pimkie.

Hace unos 10 años entraba en Pimkie y lo único que venía era ropa digna de poligoneras. Recuerdo que en algún Carnaval entré allí buscando alguna falda o camiseta roñosa para completar mi look. Suena muy cruel, pero así era. Es más o menos lo que me pasa a día de hoy con New Yorker: es ropa de calidad y gusto dudosos, por lo que no suelo comprar ahí. La lencería de colores fosforitos tampoco ayuda.

Pero no quiero irme por las ramas. Pimkie ha cambiado. Ha mejorado. Hoy eché un vistazo por esta tienda y me sorprendió gratamente. Mucha variedad, prendas de mejor calidad que antaño y, sobre todo, con estilo. El precio es razonable, la iluminación de la tienda es adecuada (odio entrar en lugares en los que tienes que llevar una linterna para asegurarte de que la prenda es de un color concreto) y hay algo que me llamó especialmente la atención: la bisutería. ¡Es increíble! Anillos, collares, pendientes y pulseras variadas, elegantes y muchas de ellas con ese estilo de joya antigua e imperecedera que tanto me gusta. Auténticas maravillas a partir de 5€. Fascinante.

Se que hay gente (sobre todo de mi generación) que sigue teniendo un concepto equivocado de Pimkie. Os invito a que le echéis un vistazo y me digáis si merece la pena o no. ::

Anuncios

»

  1. Bueno, pues yo me alegro de que recapacites porque, las cosas como son, siempre fuiste un poco estirada, fía. Yo de toda la vida el fondo de armario lo compré en Pimkie, con complementos de M&H y la ropa de invierno del rastro de Candás. Y tan ricamente!

    • Anda, calla! Que todos sabemos que tus camisas hawaianas son de diseño y te costaron un pastizal! Y estirado tú, que Gijón se te queda pequeño y tienes que ir a Candás a comprar! A coqueto no te gana nadie 😉

Deja tu maldición aquí, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s