Versionando.

Estándar

:: Por lo general, me gustan más las canciones originales que las versiones que se hacen a posteriori. Pero siempre hay gratas excepciones. Aquí van:

1)   Killing me softly. Si no me equivoco, este temazo de los 70 es obra de Roberta Flack y nadie puede decir que lo hace mal la mujer.

Ahora, para mí la versión que hacen The Fugees es excepcional. Más movida e intensa gracias a la voz inconfundible de Lauryn Hill. Es una de mis canciones favoritas.

2)   Eloise. Retrocedamos en el tiempo y vayamos a 1968, donde nos encontramos a Barry Ryan deleitándonos con esta canción maravillosa.

Dos décadas después, podíamos oír a mi amado Tino Casal cantándola en castellano. El rey del glam rock y el tecno pop, con su estética barroca y la extravagancia como forma de vida, nos dejó este temón que se bailará y cantará por los siglos de los siglos.

3)   Rose garden. Una canción preciosa de Lynn Anderson es pura ternura y sentimiento.

Y luego está el famoso “Jardín de rosas” o “Dime tu nombre” de Duncan Dhu. No se si será mejor que la original, pero es una canción que lleva décadas acompañandome y le tengo un cariño muy especial. Juzgar vosotros mismos.

4)   Breaking up is hard to do. Y aquí tenemos a Neil Sedaka haciendo magia, damas y caballeros.

¿Quién puede superar esto? Los Carpenters. Es prácticamente igual, pero la dulce voz de Karen Anne y un pelín de marchuqui hacen del clásico una auténtica delicia musical.

5)   Always on my mind. Una joya de todos los tiempos original de Brenda Lee. No hay palabras para describirla. Al que no le fascine este tema que vaya al médico y lo consulte.

Hay dos versiones increíbles (de las muchísimas que se han hecho). La primera, la canta El Rey y es digna de reverencia.

Y la segunda, es mi favorita. Te impulsa a bailar y soñar. Es más comercial, agitada y diferente, pero me encanta. Con todos ustedes, The Pet Shop Boys.

6)  With a little help from my friends. Es original de Los Beatles que pasa totalmente desapercibida. 

Ahora, Joe Cocker hace de este tema algo inolvidable, entrañable y perfecto. Todos recordamos esta canción por ser la cabecera de la serie “Aquellos maravillosos años”.

7)   The shoop shoop song (It’s in his kiss). Es mítica esta canción de Betty Everett. Alegre, divertida y un clásico en condiciones.

¿Versión que merece la pena? La que hace Cher para la película “Mermaids”.


8)   Sway. Temón de Dean Martin. Os dejo este vídeo en el que las mozas enloquecen, él canta fumando y tomándose un whiskito mientras termina su actuación con un “olé” muy simpático.

Algo más tímido, pero con una voz maravillosa, tenemos a Michael Bublé, reinventando la mítica canción.

9) Voyage, voyage. Primero, la original de Desireless.

La segunda, es la versión que hace Kate Ryan. No soy muy partidaria de esta chica, ya que es típica cantante que si no enseña cacha revienta. Mujer, ten más fe en tu voz, que no lo haces mal. En este caso en concreto, le has dado una vidilla increíble a un tema un tanto gris. Y con “Ella elle l’a” de France Gall también.

10)   Feeling good. Original de Nina Simone. Para quitarse el sombrero y morirse del gusto en el acto.

Ahora escuchar la versión que hace Muse. Me parece increíble. Sublime. Más movidita, pero respetando la esencia a tope. El videoclip es espantoso, pero bueno…

Anuncios

Un comentario »

  1. Pingback: Turisas. « :: Dulce de susuwatari. ::

Deja tu maldición aquí, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s