Peggy Sue.

Estándar

:: Hace un par de meses se me apetecía un sitio diferente donde comer y opté por ir a Peggy Sue, en Oviedo. Está decorado en plan años 50 y es una auténtica pasada. Es como viajar en el tiempo. La comida está muy rica, aunque debo decir que mi trozo de New York Cheesecake de casi 4 eurazos era mínimo. Tampoco me gustó mucho el hecho de que te cobren casi un euro en concepto de atención al cliente. Oye, que tomar nota de tres cosas y llevártelo a la mesa no hernia a nadie, ¿eh? Que tal parece que la pobre camarera tuvo que recorrer kilómetros para traerme la ensalada César y una Coca-cola (eso sí, reconozco que la Coca-cola era de las grandes, de las de 35 cl.)

Por lo demás, sin queja. He de decir que las camareras son extraordinarias. Son muy dulces, atentas y se preocupan de que todo esté en su sitio y los clientes estén a gusto. No todo el mundo sabe tratar al público como es debido y, encima, estas chicas lo hacen estupendamente llevando un uniforme que va tono con el local y peinadas con tupés perfectos, cosa que tiene mérito, de verdad. Sirven a domicilio y tienen un surtido de tartas por encargo que no deja indiferente a nadie. En las mesas con asientos acolchados, tienen jukeboxes pequeñitas y puedes poner la música (propia de la época) que quieras.

Está situado en la Calle Javier Grossi, 2. Hay que ir con los ojos bien abiertos, que está en un lugar bastante discreto y, en ocasiones, pasa desapercibido.

Contadme vuestras impresiones, si os animáis a ir. ::

Anuncios

Deja tu maldición aquí, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s