Viva México.

Estándar

:: El Día de los Muertos se celebra en México el 2 de noviembre. En este día, las familias mexicanas van a los panteones, visitan las tumbas de sus familiares, las limpian y tal vez pintan las lápidas, ponen flores, especialmente flores de muerto (zempasuchil o maravillas) y encienden velas.
También en sus casas, las familias mexicanas hacen altares especiales, dedicados a sus familiares muertos. Los altares pueden ser desde muy sencillos hasta muy elaborados, usualmente llenos de objetos que daban placer en vida a la persona muerta,  incluyendo la comida y bebida favorita. Los altares dedicados a las animas de los niños muertos incluyen juguetes, dulces y otras golosinas.

Los altares u “ofrendas” también contienen objetos de figuras de azúcar o “alfeñique.” Estos objetos pueden ser animalitos como borregos, platos de comida en miniatura (enchiladas de mole), ataúdes, a veces con calacas, y por supuesto, calaveras. Estas calaveras se hacen con una mezcla de agua hervida, azúcar glasé y limón, vaciado en unos moldes de barro, remojados en agua. Se decoran las calaveras con papel metálico para los ojos y un tipo de betún colorado para el cabello. Se pueden  escribir nombres en las calaveras, y los niños mexicanos, muchas veces, intercambian estas calaveras con sus amigos.

Si pones “calaveras mexicanas” en internet, te van a salir, sobre todo, tatuajes. A mi me pierden las ilustraciones. Dibujos para todos los gustos. Ese colorido. Ese simbolismo. Esa fuerza. Y la actitud. Me encanta la mentalidad que tienen en latinoamérica de enfrentar la pérdida de un ser querido. Es un acto de vitalidad, aunque parezca una paradoja. Me encanta. Siempre digo que, cuando tenga un ratín, me gustaría experimentar, hacer algo con calaveras mexicanas. Alma le echa imaginación y elabora maravillas de este calibre. O las calaveras que he puesto en esta entrada, rescatadas de Devianart, fuente de hallazgos célebres.

Y, rizando el rizo, me despido con las ilustraciones de José Pulido, que combina las calaveras mexicanas con Star Wars, dibujando una sonrisa en mis labios. Algo sencillo y terriblemente original. Me ha conquistado. ¡Híjole, están relindas! No dejen de visitar el blog, compadres. ::

Anuncios

Deja tu maldición aquí, gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s